Ramón Campos

Ramón Campos Barreda (Riba-roja d’Ebre, 1959), que estudió filosofía y otras maneras de percibir el mundo y devolver(se) lo otro en el acontecer vital, llegó a la poesía como quien llega a su destino ineludible. El encuentro era cuestión de tiempo. Un tiempo que ya es aquí. Lo demás, son los pequeños fragmentos que fraguan los trazos que constituyen su ahora: talleres con Zulema Moret, Guillermo Cano Rojas y David Trashumante; recitales en y con Versonalidad, la Oralidad, poeSÍa al mercat; colaboraciones e intervenciones en Vociferio; promotor y coordinador de Intromissió poètica al Mercat; coordinador de l’Encontre d’escriptors a la Mostra Viva del Mediterrani, miembro del comité asesor de la revista Crátera. Este es su primer poemario que ve la luz como libro. Antes ha publicado poemas en la antología O.R.A., otras realidades apremian. La poesía es lo más humano del ser humanos. Es ser en el mundo siendo en los otrxs y con lxs otrxs, en contacto de retícula o rizoma que se extiende y se abraza a la vida, a sus contextos, sus adentros y sus afueras. La poesía es pulsión que emerge y no sucumbe. Y en ella, la muerte tan solo es un instante que cesa, una fragilidad que se rehace silencio, y, de nuevo, vive. Es aquella sustancia que alimenta el vuelo del ser aquí y ahora. Ya lo dijo Chantall Maillard, “el poema es lo que bebe el pájaro”.